PORNO GRATIS Y SEXO DE CALIDAD

Follando con la puta de mi suegra

noviembre 26, 2008 Autor Pajaporno  
Categoría Relatos Eróticos

Llevo 3 años de novio con una mujer de 25 años, que lo tiene todo, tremendas tetas, un gran culo, es hermosa, muy cariñosa, pero es mala en la cama. Por lo cual no me ha dejado otra alternativa que serle infiel, y como yo soy muy caliente lo primero que se me cruza, para adentro.

Su madre, tiene que haber sido muy parecida a ella, pero ya tiene 55 años; es divorciada hace 20. La verdad no nos llevamos muy bien, pero así y todo yo siempre la ayudo en lo que puedo. Fue así como cierto día su cama se cayó y como soy el único hombre de la casa tuve que hacerme el amable de arreglarla. Mientras mi novia se daba una ducha tuve que solicitar ayuda a mi suegra. Ella se agachó y como andaba con un tremendo escote, pude ver un hermoso par de tetas, que pienso deben medir unos 120 cms. (y no es broma).

Desde ese día se formó una obsesión ver ese par de tetas. Cada vez que podía me acercaba a ella cuando cocinaba, y como yo soy alto y ella es bajita me quedaba conversando a su lado viendo como apenas su brassier podía contener esos tremendos pedazos de carne. Cuando hacía la cama de mi novia, yo me acostaba en la de ella y cuando se agachaba podía ver como colgaban siempre.

Muchas fueron las pajas que me corrí en su nombre y siempre buscaba a mujeres que tuvieran grandes tetas pero ninguna le hacía el peso a mi suegra. Fue así como un día, mi novia tuvo que trasladarse a una ciudad vecina a hacer un reemplazo por unos meses y como llevaba muchas cosas partimos en mi auto a dejarla junto con mi suegra.

Al dejarla retornamos con mi suegra y como esa ciudad tenia playa y la de nosotros no, me fui por la costa para ver el mar de noche. Como la noche estaba tan bonita y mi suegra no había visto el mar hace años, nos detuvimos para fumar un cigarrillo junto al mar. Quedamos frente al casino de esa ciudad y mi suegra nunca había estado en uno, así que la llevé para que lo conociera. Su sueño siempre fue jugar en los tragamonedas, compré unas fichas las que se acabaron rápidamente. A mí en lo personal no me gusta ese juego, lo mío es la ruleta. Así que la dejé junto al tragamonedas con una trago y me fui a la ruleta.

Al parecer esa noche era mi noche de suerte ya que empecé a ganar y a ganar. Mi suegra llegó a mi lado. Le pedí que fuera a buscar unos tragos y seguimos jugando. Gané mucho dinero esa noche, y mi suegra siempre a mi lado. Le dije que me dijera cuando se aburriera, pero me dijo que ni loca, que se estaba divirtiendo como hace mucho tiempo no lo hacia. Le pasé unas de mis fichas y también ganó. Al salir del casino nos fuimos a un pub que había en frente a celebrarlo.

Pedimos unas copas y no pusimos a bailar. Cada vez que podía la tomaba de la cintura y la apretaba contra mi paquete, yo botaba el trago sin que ella se diera cuenta y la obligaba a hacer brindis a cada momento. La abrazaba, sentía sus pechos. Luego de varias copas nos dirigimos a mi auto para dirigirnos a nuestra ciudad. Ella se encontraba bastante pasada en las copas y yo me hacia también el curado.

Luego de manejar un rato le dije que no me encontraba en condiciones de seguir manejando y le pedí a ella que lo hiciera. “estás loco ” me dijo, estoy súper mareada. Así que le sugerí que pasáramos la noche allí y que continuáramos mañana.¿ pero donde? – me dijo ella – cualquier motel – le dije yo – ¿Pero como se te ocurre?, a esos lugares se va pero a otra cosa a demás si se entera Andrea no le va a parecer nada bueno. – Pero si no vamos a hacer nada malo, además si Ud. no quiere, no le contamos, porque si sigo manejando así nos vamos a matar…

Lo pensó un rato, y accedió, con la condición de que su hija nunca lo sabría. La salida de la ciudad esta llena de moteles, así que me metí en el que me pareció el más elegante. Al entrar, ella quedó admirada, había una cama de agua, un mini bar, una TV y la ducha quedaba conectada a la habitación. Ella se sentó en la cama y dio una carcajada cuando esta se movió. Pero como alguien puede dormir aquí, se rió. _ Lo que pasa es que no la ocupan para dormir – le dije yo. Como estábamos sudorosos después del baile teníamos que tomar una ducha -

Tenemos un problema, me dijo ella, la ducha no tiene paredes, así que quedamos en un acuerdo de que uno se daría vuelta mientras el otro tomaba la ducha. El primero en hacerlo fui yo, me desnudé y me metí en la ducha, mi suegra recostada me daba la espalda, claramente podía ver su tremendo culo y eso hizo que mi verga se pusiera grande y dura. Me sequé y me puse mi ropa interior y me metí en la cama. Está listo me dijo, – si le dije ella se levantó y yo me di vuelta.

Sentía correr el agua, y cuando mi suegra entró me levanté siempre dándole la espalda y le dije que me prepararía un trago pero sin mirar. Luego me volví a acostar. Ella se salió y se puso su ropa interior y se metió a la cama al lado mío. Una vez que estaba a mi lado, me di vuelta. Ella me dijo que sentí mucha vergüenza estar semidesnuda a mi lado en una cama. – No se preocupe suegra, ahora estamos tapados y mañana lo hacemos de la misma manera. ¿Quiere que prenda el TV? – Si – me dijo.

Empecé a cambiar los canales hasta que apareció una película porno – No se como a alguien puede gustarle eso – dijo mi suegra con señal de rechazo. ¿Ha visto Ud. alguna suegrita? – jamás – ¿y como puede decir que no le gusta entonces? Dejémosla un rato y luego la cambiamos. La escena mostraba un hombre chupándole la concha a una mujer. – ¿Alguna vez Ud hizo esos con su marido? – ¡jamás, como se le ocurre¡, eso lo hace la gente degenerada – Creo que esta equivocada, en el sexo hay que probar de todo para que no se haga rutina o a con su marido nunca se le hizo rutina? – La verdad si, habían veces que yo no sentía nada, pero hacer eso no creo que me guste – Para eso solo hay una forma de averiguarlo…

Diciendo esto corrí las sábanas hacia atrás rápidamente dejando a mi suegra solo en calzones y sostenes. Me subí sobre ella y con una mano sujeté sus manos y con la otra le metí un dedo en su concha. – ¿Pero que está haciendo? – me dijo mientras yo trataba de meterle mi lengua en su boca – Creo que la película le ha gustado suegrita o si no estaría tan mojada. Por favor deténgase – me decía mientras con movimientos trataba de sacarme de encima suyo, yo me moví a un lado y quedó de espalda a mí.

Mi mano recorría toda su entrepierna hasta llegar a su tremendo culo mientras mi mano sujetaba fuertemente las de ella. Luego de unos momentos ella dejó de forcejear y empujaba su culo hacia atrás. La solté y mis manos hábilmente desabrocharon su brassier dejando al descubierto el más enorme par de tetas que jamás había tenido entre mis manos. Le di vuelta y sumergí mi boca entre ese par de tetas que tanto me calentaban.

Chupaba fuertemente sus pezones, mis manos quedaban chicas, así que con las dos manos agarré solo una y empecé a succionarla mientras mi paquete se restregaba con su concha. Ella acariciaba mi cabeza y movía su pelvis en señal de agrado. Me senté sobre ella y metí mi pene dentro de sus tetas, tomé sus manos y le dije que agarrara sus tetas y me apretara el pene. Mientras mis dedos entraban y salían de su concha.

-Quiere que le meta mi lengua en su cosita igual como en la película suegrita? – Hazme todo lo que quieras, enséñame todo, quiero sentirme mujer esta noche, quiero sentirme una puta! Me bajé de ella, y le saqué su calzón, Abracé de piernas suegra y abracé por donde quiere que le meta mi lengua – Ella lo hizo rápidamente, abrió su concha con sus manos y se metió un dedo – Aquí quiero que me meta su lengua – y se metía una y otra vez el dedo en su conchita – Yo bajé y metí lo más adentro que pude mi lengua, ella gritaba de placer – No es justo que solo Ud. sienta, así que mientras yo le chupo su conchita Ud. Me chupará mi palo – Ud. manda me dijo y yo obedezco…

Me tumbé de espalda en la cama y ella se puso sobre mi (69) y empezó a chupar como desesperada – Mientras yo chupaba su conchita trataba de meterle un dedo por el culo. ¡Ahhhyyyy, me duele! – Calla y sigue chupando perra! – ese lenguaje la calentaba aún más y chupaba con mayor fuerza – mi dedo salió de su culo con restos de excremento lo que me calentó aun más y la obligué a ponerse en cuatro patas, metiendo mi verga en su concha y mi dedo en su culo – dime que te gusta perra – me encanta, no pares por favor que voy a acabar -

Le saqué mi verga de su concha y se la dirigí a la entrada de su culo, yo también quiero acabar pero dentro de este tremendo culo que te gastas – ¡no me lo metas por ahí!, pero ya era demasiado tarde, mi verga se encontraba hasta el fondo de ese culo – un tremendo grito salió de ella – me duele mucho, sácalo por favor – pero ya era demasiado tarde me estaba corriendo dentro de ese gigantesco culo, mientras mis manos apretaban fuertemente el par de tetas que colgaban.

Saqué mi verga de su culo y para que ella también acabara me puse de espalda en la cama con su concha en mi boca y empecé un rápido lengüeteo mientras ella acababa en mi boca. Al despertar me encontraba entre sus piernas, metí mi lengua dentro de ella hasta despertarla, me subí sobre ella y con mi verga dentro de su concha y un apasionado beso, con sus manos en mi culo acabé de forma tradicional.

Nos duchamos juntos, enjabonando como 20 minutos sus tremendas tetas, mientras mi verga se metía por detrás en su concha pero sin acabar. Luego el viaje hasta nuestra ciudad fue o mi dedo entre su cocha o acariciando sus tetas o su cabeza entre mis piernas.

Cuando llegamos a casa ella se bajó como si nada hubiera pasado, y desde ese día, aparte de las agarrones que nos damos en su casa cuando mi novia no nos ve, cada vez que mi novia se entra a duchar mi verga termina dentro del culo de mi suegra o dentro de su boca dejándomela limpia, tragando todo mi semen.

Comentarios

2 Respuestas en “Follando con la puta de mi suegra”

  1. clara on julio 30th, 2010 9:14
    comentario

    Este relato si q esta caliente

  2. LOCO on octubre 28th, 2010 6:12
    comentario

    He chito yo también me pasa lo mismo pero yo la he visto desnuda sin que ella me vea me ha dado masaje pero quiero ver como hago para follar con ella





Reglas para tus comentarios:
Su comentario no deberá tener faltas ortográficas.
Queda completamente prohibida comentarios con insultos a otras personas o entre visitantes, machistas, racistas, etc.
Deberás de revisar tu comentario antes de enviarlo, para que no sea rechazado.
Pajaporno.com no se hace responsable de las imágenes/archivos expuestos. Las fotos han sido enviadas por todos nuestros usuarios o encontradas en páginas gratuitas.
Si alguna de las fotos no deberían estar publicadas o vulnera algún tipo de derechos por favor contacte con nosotros para retirarlas inmediatamente.